Cuando elegís una nueva planta para el hogar, es normal tener dudas sobre cuál será la indicada para tu casa, o qué cuidados necesita. 

Quizás hasta desistas de tener una, por miedo a no saber cuidarla. 

Por eso hoy queremos contarte cómo y cuándo regar tus plantas para que estén siempre sanas y sepas cuidarlas correctamente. 

¿Cuándo regar mis plantas? 

Antes de regar tus plantas es importante observarlas y analizarlas detenidamente para darte cuenta de si la tierra está seca, si las hojas están sanas o si acaso tiene algun honguito o bichito que no deba estar ahí. 

Comprobá la humedad de la tierra

Si el sustrato está seco y apelmazado, entonces tu planta necesita agua. Siempre recomendamos el método casero del palito o el dedo. Es decir, si después de colocar cualquiera de los dos dentro de la tierra, notas que sale con humedad y la tierra se pega, quiere decir que no necesita ser regada. Si en cambio el palito o el dedo salen secos, sí necesita agua.

Observá las hojas

Otro indicio de que tu planta necesita agua son sus hojas. Una planta sana posee hojas firmes, por lo tanto, si se encuentran apagadas, sin brillo y con un color amarillento, es momento de regarla.

Comprobá el peso de la planta 

También podés saber si necesita o no ser regada es a través de su peso. Levantá la maceta con tu mano, si se siente pesada, la tierra aún está húmeda, si se siente liviana, es momento de darle un poco de agua.

El riego cambia en las diferentes estaciones

Por otra parte, hay momentos en que las plantas requieren de más o menos agua. En verano, cuando crecen activamente, necesitan más agua. Por el contrario, en invierno, cuando se encuentran en su período de descanso, requerirán menos cantidad.

¿Cómo y cuánto regarlas?

La forma en que regás tus plantas también incidirá en la vitalidad y condición de las mismas. Es importante tener en cuenta el estado y tipo de planta que tenés en tu hogar para saber de qué manera regarla.

A veces no sabemos si llevan un vaso de agua o una jarra. Tené en cuenta el tamaño de tu planta. La idea es que el agua sea suficiente para humedecer todo el sustrato. Si le ponés demasiada agua se pueden pudrir las raíces y dañarla; si le ponés muy poca se puede secar o vas a necesitar regarla con más frecuencia. Es cuestión de ir conociéndola y siempre cuidando no caer en los excesos.

Es importante que la maceta tenga un buen drenaje. Esto hará que el agua se escurra fácilmente y no se acumule en el fondo y evitar matar las raíces. 

¡Importante! No mojes las hojas. Debes regar únicamente en la parte del sustrato hasta que el agua drene por los agujeros de la maceta. 

¿Cómo salvar una planta con exceso de agua? 

Los signos más comunes para saber si te excediste con el riego de tu planta son: hojas caídas y amarillas, suelo empapado, tallos blandos y hongos. 

Si adviertes a tiempo que tu planta tiene exceso de agua, es probable que puedas salvarla sin mayores complicaciones. 

Analizá las raíces y evaluá la posibilidad de trasplantar tu planta. Si las raíces se han podrido tendrán un color marrón y aspecto blando. Podá las raíces muertas o podés consultar aquí para obtener ayuda si no tienes experiencia. 

Luego colocá la planta en la maceta nuevamente con tierra fresca. Ubicala en un lugar con buena iluminación pero que no reciba luz solar directa. 

¿Cómo salvar una planta que se secó? 

Cuando las hojas se ven marchitas y la tierra demasiado seca, al punto de separarse de las paredes de la maceta, probablemente la planta se haya secado. 

Por lo general, una planta que se secó es más fácil de salvar que una con exceso de agua. La mayoría de las veces, bastará con un buen riego. 

Si notás que al regar tu planta no absorbe el agua, probablemente el suelo se haya secado tanto que necesite una rehidratación especial. 

Para rehidratar tu planta debes regarla varias veces seguidas. Regala hasta que el agua llegue al fondo y dejala reposar durante media hora, luego repetí el proceso dos veces más. De esta manera el agua tendrá tiempo de penetrar en la tierra e hidratarla completamente. 

Ahora que conoces los cuidados básicos que debes tener con las plantas dentro del hogar, elegí tu favorita en nuestra tienda online y ¡animate a renovar la energía de tu casa!