El compost es un suplemento 100% natural y orgánico. Se utiliza como tierra y abono para darle vida al suelo, y por lo tanto, también a las plantas. 

Es el resultado de la degradación de materia orgánica como restos de vegetales del jardín o la cocina. Realizar tu propio compost es una manera de reciclar los residuos de tu casa  y reducir la basura en un 50%. 

Por otra parte, cualquier cosa que dejes en la tierra se va a terminar compostando, pero si quieres hacerlo bien y en el menor tiempo posible, es necesario que hagas las combinaciones correctas. 

¡Por eso, hoy te contamos cómo hacer tu propio compost casero para que puedas reciclar tu basura y darle vitalidad a tu jardín!  

Materiales 

Vas a necesitar: 

Material verde o húmedo. como restos de comida, cortes de pasto y restos de poda verde. 

Material marrón o seco. Puedes utilizar papel, cartón, hojas secas o aserrín. 

*Estos materiales deben estar cortados en pedacitos lo más pequeño posible. 

Activador de compost. 

Nylon grande para tapar la pila de compost. 

*Estos últimos dos materiales son optativos pero son beneficiosos si quieres acelerar el proceso. 

Cómo armar tu pila de compost 

La compostación implica la descomposición del carbono. Para ello necesita nitrógeno, que lo encontramos en el aire pero también en el material verde o húmedo. 

Cuando mezclas material verde con material marrón, lo que haces es darle nitrógeno concentrado al carbono del material marrón o seco. 

Esto genera temperatura, que se elevará a medida que se acelera la descomposición. A su vez, es beneficioso también porque ayuda a matar cualquier hongo que pueda llegar a tener el material que estamos compostando. 

Procedimiento

-Dentro de un recipiente que funcionará como tu compostera, agrega capas finas de material verde intercalando con material marrón, cuidando que no sean de más de 2 cm de grosor. 

-Coloca la misma cantidad de material húmedo que seco. Incluso puedes colocar un poco más de material verde para lograr un compost más húmedo. 

-Luego entre capa y capa agrega el activador de compost. Te contamos cómo realizarlo más abajo. 

-Una vez que armaste tu pila de compost cúbrela con nylon para mantener la humedad y evitar que la lluvia lave los nutrientes. 

Activador natural

El activador de compost es simplemente un extra de nitrógeno y de microorganismos que aportan beneficios a tu pila. 

Puedes obtenerlo de muchos materiales como: residuos de hierbas fermentadas, té de compost, compost maduro, tierra, estiércol de aves, cerveza o una mezcla de todo. 

Las hierbas fermentadas pueden ser de cualquier tipo, siempre y cuando las hayas dejado mínimo dos semanas en remojo. 

El té de compost se hace colocando un puñado de compost en un litro de agua y dejándolo en remojo durante una semana.

La cerveza debe ser vieja y sin gas. No es beneficioso utilizar la cerveza nueva en las plantas. 

El estiércol debe ser de animales hervíboros y se utiliza principalmente cuando el material del compost está muy seco. 

Recomendaciones

El secreto para lograr un buen compost es que la pila sea lo más grande posible. Procura que al menos tenga 70 cm de alto. Esto te asegura que logre una buena temperatura. 

Por otra parte, también es muy importante que el material esté húmedo. Si la humedad proviene del activador de compost mucho mejor. 

Es beneficioso que remuevas la pila todas las semanas para que el material que está en el lado exterior pueda moverse al lado interior. Además, cuanto más tiempo permanezca caliente la pila mejor será para lograr un buen proceso. 

El compost estará listo para utilizar cuando esté todo de color marrón y no puedas distinguir los pedazos de material original. 

¡Ahora que conoces el paso a paso para realizar un buen compost, es hora de que te pongas manos a la obra! 

¡También en nuestro ecommerce podés encontrar el compost que necesitas para tu jardín listo para usar!