El perejil es una hierba aromática muy versátil. En la cocina es un gran aliado para agregar sabor y frescura a las comidas. Realza los sabores naturales y es muy fácil de combinar con otros ingredientes y especias. 

Hoy te contamos algunos tips para plantar tu propio perejil y disfrutar de esta maravillosa especia en todas tus comidas y platos. Además, consumir los alimentos directo de nuestra huerta tiene un sabor especial, ¿o no?.

¿Cuándo?

El perejil se considera una planta anual tanto en climas fríos como calurosos. Esta planta se puede sembrar tanto en el jardín como en contenedores o macetas. Algunos modelos, como los que podés encontrar en nuestra tienda online https://laslandas.com/ son diseñados especialmente para este tipo de siembra. 

Su versatilidad permite plantarla en cualquier tipo de suelo, aunque prefiere los suelos profundos, ricos en humus natural, frescos, sueltos y bien abonados. 

Por otra parte, el perejil se planta a partir de semillas. Se puede comenzar su siembra dentro o fuera. Si es durante un clima cálido, se puede plantar directamente en el suelo. 

De todas formas, el mejor momento para plantar semillas de perejil es 6 semanas antes de que comience la primavera, en un espacio interior . Esto se debe a que su germinación es muy lenta, por lo que de esta manera ganarás un mes de cultivo. 

Procedimiento 

Lo más importante a la hora de plantar perejil es procurar un suelo rico en nutrientes y con un buen drenaje. Si bien esta planta tolera los suelos pobres, su cultivo será más rápido y de mejor calidad si tenemos un buen suelo. 

Si vas a plantarlo en maceta es fundamental que tenga 20 cm de profundidad como mínimo y agujeros en la base para que la tierra pueda drenar bien y obtener así un suelo rico en nutrientes y bien drenado. 

Paso 1: 

-Seleccioná una maceta o container adecuado y utilizá un sustrato ecológico para sembrar. De esta manera tendrás un perejil saludable. 

-Colocá algunas piedras en la base y luego agregá hasta la mitad de la maceta el sustrato ecológico que  podés encontrar en nuestra tienda online https://laslandas.com/ . La otra mitad completala con humus natural mezclado con sustrato.  

Paso 2:

-El siguiente procedimiento es germinar las semillas. Es ideal si conseguís ecológicas, ya que tu planta será completamente orgánica. 

-Sembrá las semillas a 2 cm máximo de profundidad. Humedecé bien la tierra y colocá la maceta en un lugar donde la temperatura constante sea aproximadamente de 25ºC.

Paso 3: 

-Es importante mantener la humedad y temperatura constante para que las semillas germinen adecuadamente. 

-Debes prestar atención ya que la tierra tiene que estar húmeda pero no empapada porque genera hongos. La mejor manera es regar pulverizando para evitar humedecerla en exceso.  

Para tener en cuenta:

Tus semillas germinarán y comenzarán a crecer aproximadamente en tres semanas. Prestá especial atención a que no estén expuestas al sol directo, especialmente en los meses de verano. 

Además, procurá que tu planta se mantenga bajo una temperatura media. Este tipo de plantas son muy sensibles a los cambios bruscos. 

Por otra parte, es fundamental que reciba 5 horas de luz al día. Esto definirá el color y desarrollo de la planta. Si la exponemos mucho o poco a la luz solar se desarrollarán hojas en tono verde claro. 

También notarás que durante los meses de calor necesitará más agua de lo normal, y durante los meses fríos, menos. Encontrar un equilibrio en la cantidad y frecuencia de riego es muy importante. 

¿Qué hacer cuando mi planta germinó?

Luego de que la planta haya germinado es adecuado repartirla en diferentes macetas. De esta manera facilitaremos la fuerza y crecimiento. 

El riego debe mantenerse de la misma manera. Nunca administrarle demasiada agua ni tampoco dejar que la tierra se seque. 

Además, vigilá que la maceta tenga un buen drenaje. Por este motivo es que las piedras en el fondo son muy importantes, al igual que los agujeros. 

Cuando comiencen a salir flores, cortalas para que tu planta de consumo sea mejor. También recortá las hojas que sobresalen para mantener una planta con frondosidad  pareja. 

¡Es momento de disfrutar de tu perejil!

Una vez que las hojas de nuestra planta comiencen a tomar una forma ondulada, está lista para ser cosechada. 

Es mejor si cosechás los tallos más grandes, porque son los mejores para consumir en la cocina. 

Además, es recomendable recoger el perejil temprano en la mañana porque sus aceites naturales estarán más fuertes. 

¡Ahora que conocés los principales consejos para sembrar perejil es momento de que te animés y tengas tu propia planta en casa! 

Visitá nuestra tienda online https://laslandas.com/ y mirá todas las especias que tenemos para que hagas una huerta en casa.